La temporada de Estados Unidos de polo, con los principales jugadores argentinos, transcurre con situaciones disímiles. Por un lado, la parte deportiva, con el desarrollo de los torneos de la Triple Corona, organizados por la United States Polo Association (USPA) y la World Polo League. Por el otro, el seguimiento día tras día del estado de salud de Clemente Zavaleta, hijo de Clemente y de María Emilia Fernández Rousse, una de las Trillizas de Oro, que sufrió un grave accidente en una caída y permanece internado en coma inducido, en estado delicado. “Peleándola” suele ser la palabra de cabecera ante cada consulta sobre su evolución, mientras continúan las cadenas de oración.

En lo deportivo, en la Triple Corona estadounidense había este jueves un partido especial, semifinal de la Gold Cup. Se enfrentaban Park Place, ganador del primer certamen (la CV Whitney Cup), y Scone, defensor del título y finalista en aquel torneo. Ambos habían protagonizado una definición electrizante, ganada por Park Place en el último chukker tras una espectacular remontada. Park Place, con Juan Britos e Hilario Ulloa como figuras. Scone, con los Cambiaso, Adolfito y Poroto, junto a Keko Magrini.

Partido con aroma a revancha, que finalmente ganó por 16-14 Park Place. Pero que terminó adelantando una decisión que tenía tomada el líder de La Dolfina: pasar por el quirófano para operarse de una pubialgia. “El dolor es tremendo. Ya tuve este problema hace unos años en la pierna derecha. Ahora es en la izquierda. Te la regalo estar arriba del caballo y jugando al polo”, había dicho Adolfito a LA NACION en lo previo al encuentro.

“No voy a tener otra que operarme, porque así es muy difícil jugar bien. No puedo estar todo el tiempo infiltrándome. Ahora ya estoy en medio del baile, pero después del US Open me opero. Calculo que la rehabilitación me demandará un mes y medio. Quizá me pierda la Queen’s Cup, de la temporada inglesa. Pero tengo claro que tengo que hacer esto ahora”, sostuvo entonces Cambiaso.

Lo que no preveía el hombre que ganó 17 veces el Abierto de Palermo era que los tiempos se adelantarían. Probó jugar la semifinal de la USPA Gold Cup, pero no hubo caso: el dolor era insoportable. Y debió ser reemplazado en el segundo chukker. ¿Quién entró? Su sobrino y ahijado Bartolomé Castagnola (h.), 10 de handicap en la Argentina y campeón del último Abierto de Palermo por La Natividad.

El ingreso de Barto, para jugar con su primo Poroto Cambiaso, no fue suficiente para que Scone se clasificara para la final. Y en plena noche de Miami, Adolfito Cambiaso se alistaba para volver a la Argentina… a operarse. “Llego y me opero al día siguiente. Los tiempos de recuperación son los mismos. Quizás ahora llegue a disputar la Copa de la Reina. Veremos”. La Queen’s Cup, el primer trofeo grande de la temporada inglesa, se disputará del 17 de mayo al 12 de junio. Luego será el turno del British Open.

Cambiaso arribó al país este viernes por la mañana, procedente de Miami, y será operado mañana por el equipo de médicos que integra el doctor Walter Mira. Luego, comenzará con la rehabilitación para tratar de llegar a participar en la Queen’s Cup.

Lo que tiene en claro Cambiaso, más allá de sus compromisos profesionales en el exterior, es que quiere estar de manera óptima para la Triple Corona argentina, que protagonizará desde septiembre. Allí, su gran objetivo es jugar su primer Campeonato Argentino Abierto con su hijo. La Dolfina, además, contará con David Stirling y Juan Martín Nero, que regresa al equipo tras su experiencia de una temporada en RS Murus Sanctus.

Mientras tanto, el otro finalista de la USPA Gold Cup, rival del invicto Park Place en el match de este domingo, será Pilot, el otro conjunto que ganó sus cinco partidos. Liderado por Facundo Pieres, el crack de Ellerstina y compañero de Matías Torres Zavaleta y Mackenzie Weisz, venció a Tamera por 13-8. En Tamera actuaron Segundo Saraví, Cristián Laprida (h.) y Diego Cavanagh.

FUENTE: Diario La Nación